Conocimiento en red

Inteligencia colectiva = información + redes sociales

  • No te olvides

  • Mi twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

3 comentarios to “Deconstrucción de una pirámide (I parte)”

  1. En las empresas encrustradas en el pasado será casi imposible cambiar esta jerarquía. En cambio en startups o empresas de nueva creación si se observa que la jerarquía pasa a un segundo plano, por no decir que “casi” desaparece, en favor de la colaboración.
    Esta colaboración se basa en el conocimiento, la experiencia y las ganas de todos, aportando cada uno más o menos en según que facetas, y es lo que enriquece el trabajo final, y a mi entender, logrará el éxito esperado.

    No queda otra que mirar al frente y adaptarse. Un ejemplo claro son las multinacionales, que serán reacias pero tendrán que mirarse y cambiar. Aquellas empresas que no lo hagan al final quedarán relegadas y perderán su status quo, aunque sea poco a poco.

    • rafasb said

      La resistencia al cambio no creo que venga de las empresas más grandes, sino más bien de las medianas y empresas nacionales. Las mayores empresas, asesoradas por expertos, ya están esforzándose en encontrar nuevos métodos de organización y gestión. El Plan Bravo de Telefónica, perdón, Movistar, es un ejemplo. Están acercando la toma de decisiones, tradicionalmente reservadas a la presidencia y consejo de administración, hacia el cliente. El proceso será lento y difícil para muchos.
      Por otra parte, las empresas que empiezan cuentan con dos ventajas:
      1.- Personal nuevo, formado en las nuevas estrategias de gestión.
      2.- Un reducido tamaño, que facilita la horizontalidad y la comunicación.
      El éxito de estas empresas reside en su sencillez y que los esfuerzos se concentran en el modelo de negocio y el cliente, no invirtiendo tiempo y esfuerzo en complejos procesos y en sostener la infraestructura de la empresa.

  2. rafasb said

    Me vuelvo a comentar a mi mismo, pero es curioso que coincida con un artículo en El País muy al hilo de mi último post, referido al capital humano. En el futuro próximo, las empresas valorarán mucho más el capital intangible en sus diversas componentes y con diversas denominaciones (capital social, capital humano o capital intelectual).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: